31 ago. 2011

Querido Haruki ...

Tengo que reconocer que la primera vez que me hice con un libro de Haruki Murakami, me dejé llevar por mi admiración y mi gusto por lo oriental, ni más ni menos que Tokio Blues, y la verdad es que no me defraudó en absoluto,  no sólo eso, si no que además me ha fascinado, y sigue haciéndolo, con todos y cada uno de sus títulos.

Me gusta por su frescura y por el toque personal que le da a sus obras, y es con una de ellas con la que sentí, palabra a palabra, párrafo a párrafo, todas y cada una de las emociones, sentimientos y reflexiones que experimentaba yo misma en las mismas situaciones..algo que realmente no me había ocurrido jamás!!
Es como si de repente alguien muy cercano, escribiera sobre mí! q digo!! Nadie por muy cercano q sea, es conocedor de estas sensaciones, única y exclusivamente yo.


y aquí sigo con mi última adquisición del señor Murakami...

30 ago. 2011

La Vie Quotidienne

Hablar del comienzo de un nuevo curso, me sugiere muchas cosas, pero sin duda, es como el aire fresco y renovado propio de la vuelta de las vacaciones.
Quizás un poco aire de más por mi ventana, ha hecho que me ponga a escribir estas lineas, tal vez a modo de diario, pero sin la llave mágica que lo hace secreto.
Hace tiempo, me prometí a mi misma, escuchar detenidamente mis sentidos, y hacer lo que realmente quería en cada momento, así que ahora mi cabeza, quizás para poner un poco de orden entre tanto caos, me pide escribir, y no se si con más o menos acierto, pero aquí estoy.
 
Hoy ya es 30 de Agosto, el verano ya está bastante encarrilado, pero a pesar de estos últimos apretones de calor, cuando llegan estas fechas tengo la sensación de que ya ha tocado a su fin, y ya estoy deseando vestirme la chaqueta de punto y dar los largos paseos otoñales que tanto me gustan... este año creo que todavía tendré que esperar.
 
En realidad, a medida que voy escribiendo estas líneas, me estoy dando cuenta que quizás el hecho de empezar esta andadura, se la debo también a algún que otro blog, que durante mi estancia en el extranjero, me facilitó mucho la estancia, y me hizo una especie de compañía cibernética difícil de explicar. Es como si tuviera que devolver lo que me dieron en su día.
Quizás toda esta historia no la llegue a leer nadie y quede en el olvido, pero tenía la necesidad de poder expresarme tal cual siento y veo las cosas.
 
Para todos aquellos que habéis dedicado vuestro tiempo en leerme gracias! 




Me gustaría compartir con vosotros estas vistas de esas que siempre me hacen pensar..
mytheresa.com