30 nov. 2011

Lies

Si hay una cosa de las personas que no soporto, es la mentira, aunque puede que ahora le llegue a encontrarle su gracia porque como ya los veo venir, resulta entretenido. No hace falta decir nada, simplemente escuchar y a menudo son ellos mismos con su palabrería que entran en un bucle en el que se ven atrapados y en el que finalmente optan por callar antes de enredar más.
Lo tengo relativamente reciente. Un encuentro totalmente casual. Diez de la mañana de un soleado sábado cualquiera, en una cafetería cualquiera.
La historia que nunca jamás tendría que ser contada, empieza a sonarme un poco rara. Imagino que mi cara debería ser un poema porque porque empezaron a saltar las alarmas en forma de lenguaje no verbal.
Sus manos empezaron a entrelazarse, y a moverse más de lo normal, los silencios cada vez son más largos, y su mirada se despista hacía otra parte, como queriendo desviar la atención, y automáticamente se toca el rostro a la vez que habla, denotando nerviosismo. El tema es desviado a la mínima que puede. Y lo que tenía que ser un desayuno tranquilo, se convierte en algo un tanto tenso.
Lo increible es que cuenta la misma historia pero con diferentes versiones, quizás no sabe que para mentir hay que tener algo de memoria.
Haciendo memoria, es más que evidente que esta persona tiene un problema, que se ha creado su mundo de farsa irreal, y utiliza la mentira para, se supone, mejorar su imagen ante la sociedad, y se lo ha hecho tan suyo que lo asume como algo totalmente cotidiano y normal.
Yo mientras bebo sorbo a sorbo el café caliente, sigo escuchando intentando desgranar sus palabras para no dejarme seducir por su fantasía e ilusión continua. 











Look del 30:

Boots: UGG
Parka: Gwynedds
Jacket:Hallhuber
T-Shirt:Massimo Dutti
 Scarf: Burberry
jeggins:
Hallhuber
Bag: Liebeskind



Bloglovin:


Follow La Vie Quotidienne

29 nov. 2011

Munich to Barcelona

Probablemente cuando me leáis estaré de nuevo de camino, quizás descalzándome mis botas para pasar un control, o simplemente por las nubes.

Esta vez, me ha roto por completo eso de volver a hacer las maletas, no tenía nada de ganas de volver de nuevo, porque a pesar de hacer sólo tres semanas que vine, necesitaba más tiempo para poder estar desconectada, porque entre unas cosas y otras reconozco que he estado out más de semana y media, y que ahora que es cuando estaba más a gusto tengo que irme. Mucho me temo que serán diez días larguísimos, suerte que también prometen en intensidad.
Seguramente cuando vuelva encuentro una ciudad nueva, pintada de blanco... así que será como vivirla de nuevo. 

Por suerte, o no, ayer hizo un día estupendo, con lo que pude aprovechar sin problema a hacer todo lo que debía, incluso tuve tiempo para ir al parque a sentarme tranquilamente en el banco más soleado y tratar, con poco éxito, de avanzar en la lectura de mi libro. Con poco éxito no, ninguno. Me quedé observando a la gente que iba y venía, e iba imaginando al mismo tiempo parte de sus vidas, a juzgar por la vestimenta que llevaban. Hasta que vino a hacerme compañía una señora de unos sesenta y pico quizás, con pelo cano, con un moño perfectamente recogido en la nuca, y con unos ojos azul mar que parecían casi transparentes. Su vestimenta también llamo mi atención, perfectamente conjuntada y todo puesto en su sitio, ni si quiera el broche floral que lucía en la solapa de su americana se permitía el lujo de moverse.
Lucía unas gafas de pasta negra ideales, y no pude evitar preguntarme si podría imaginarme a mi madre con ese look tan, tan moderno.
...me sugieren que debo apagar todos los aparatos electrónicos, mañana más y mejor desde la ciudad condal.


 






Look del 29:

Boots:
Triver Flight
Parka: Gwynedds
Dress: H&M
Scarf: Burberry
Leggins: Falke
Bag: Louis Vuitton



Bloglovin:


Follow La Vie Quotidienne

28 nov. 2011

A todo volumen

Una de las cosas que el sábado continua sin perdonar a estas alturas, es la siesta de media hora. Yo diría que me es totalmente necesaria.
La película de la sobremesa, el sofá y la manta hasta las cejas se convierten en elementos indispensables.
Tengo el sueño algo flojo, pero mi consciencia, a pesar de estar viendo sólo con un ojo todavía me da todavía para ver la pantalla.
Con este, es el segundo de mis mejores descubrimientos desde que estoy aquí.
Para ser sincera, cuando vi el anuncio, pensé una de dos, que todavía estaba dormida o directamente soñando o que, como es habitual, la tecnología había hecho de las suyas.
Así que, para salir de dudas, que mejor que darme un paseo por la tienda, tampoco me supuso demasiado esfuerzo claro.
La verdad es que sólo me había quedado con el packaging, así que tenía para un rato allí dentro, pero al final lo encontré, y visto su precio, no llega a cinco euros, me decidí a comprarlo, a pesar de tener mis dudas de su buen funcionamiento.
Chicas, no tengo ni idea que debe de llevar, ni el porque, pero es el mejor invento que he visto hasta ahora.
Yo tengo el pelo muy fino, y a menudo sin volumen, pero el resultado de este polvo blanco puedo asegurar que es instantáneo, y al no ser líquido no tengo sensación de pegote en el pelo.
Creo que va a ser un imprescindible en mi bolso a partir de ahora.
Además que mejor imagen que Heidi Klum, mi top preferida. 



 Video:



Bloglovin:


Follow La Vie Quotidienne

25 nov. 2011

ZzZz!!

Hoy he madrugado más de lo habitual, digamos que a partir de las cuatro de la mañana me ha sido imposible conciliar el sueño.
Vueltas, vueltas y más vueltas, y creo que en mi cabeza también.
Cada minuto que pasa, me pongo más nerviosa, porque no puedo dormir, pero cuanto más nerviosa me pongo menos me puedo dormir.
No se oye ni un alma, sólo el goteo del grifo de la cocina americana, que no cierra del todo bien, y a ratos, el clic de la nevera. Nada más.
Me levanto a la hora y media de estar ojiplática en la cama, mirando el techo oscuro, ya no aguanto más sin hacer nada.
Me levanto, y miro a través de las tupidas cortinas blancas, todo está en calma ahí fuera, sólo alguna luz de algún vecino en una noche de insomnio. Me siento en la ventana y me quedo de nuevo fijada en la nada. Debe hacer mucho frío ahí fuera, el cristal está congelado, y debo ir con cuidado si no quiero caer de un sobresalto. 

 
Prosigo la lectura del libro que tengo a medias, supongo que para ver si consigo que se me empiecen a distorsionar las palabras, y así poder pegar ojo, al menos hasta una hora coherente. Tic tac tic tac, las horas pasan extraordinariamente lentas..
Vaya! se oye el crujido de las vigas de madera, mi vecino se debe haber levantado, por lo menos no soy la única a esas horas. A las seis y media, con exacta puntualidad, sale por la puerta en busca del pan recién hecho para el desayuno, y puntualmente a los diez minutos está de vuelta.
Va siendo hora de espavilar, me niego a que ahora tenga sueño. Después de comer será otra historia. 

 
Pero.. empieza a caer del cielo el polvo blanco que tanto me gusta, no me lo quiero perder. Ha sido poquito rato, unos breves diez minutos, pero suficientes para ponerme las pilas para hoy.
Me visto concienzudamente, capa a capa, y me voy sin prisa a tomarme un desayuno de esos que deben tomarse con calma. Hoy seguro que es un gran día.



Bloglovin:


Follow La Vie Quotidienne

24 nov. 2011

Andrea

Andrea regenta la cafetería que ocupa los bajos de mi edificio. Andrea es exótica, guapa, agradable, dulce, especial. A Andrea nunca le falta una sonrisa en la cara, llueva, esté nublado o bajo cero. Parece impasible al tiempo, la envidio!
Quizás su vida anterior la ha curtido tanto que hace que no se preocupe por estupideces cotidianas. 

 
Lo cierto es que sus ojos, entelados por un fino cristal, hablan.
Hablan de una vida nada fácil en su país de origen, hablan de una infancia dura en un barrio desvalido, ejerciendo de madre para sus hermanos a una edad temprana. Hablan de un camino lleno de obstáculos, que ha tenido que ir sorteando y con alguno de los que se ha tenido que ver cara a cara. Por eso, sus ojos parece que estén continuamente humedecidos, pero es eso precisamente lo que les da un magnetismo super especial y una calidez nunca vista a su rostro, que hace que tenga la obligación de  devolverle la sonrisa cada vez que la veo.
Sus manos están arrugadas y pellejudas, nada acorde con su edad pero con largas historias de trabajo a cuestas. Cada pliegue conforma una historia, y cada historia permanecerá imborrable para siempre en su piel tostada. 

 
El local a menudo está vacío, su fuerte es la venta de café originario de tierras asiáticas, pero ella siempre está allí, nunca enferma, como mucho algún día se levanta con prisas, pero con su Vespa rosa chicle llega a todas partes. Así que, siempre que puedo me gusta visitarla, aunque sea para repetir el café de la mañana, porque sólo su presencia me tranquiliza y me hace sentir bien, con los pies en el suelo.
Estoy segura que cuando acabe mi aventura por estos lares, va a ser una de las personas a las que recuerde con ternura y añoranza, y eso que Frank es mucho Frank.










Look del 24:

Boots:
Zara
Vest: Drykorn
Shirt: Massimo Dutti
Jeggins: Hallhuber
Bag: Liebeskind



Bloglovin:


Follow La Vie Quotidienne

23 nov. 2011

El ama de llaves

Yo con veinte años más quiero ser como mi casera.

Es una señora la mar de atenta y siempre dispuesta a dar soluciones. Es alta, yo diría que casi de unos metro ochenta, aquí bien poco tengo que hacer, y siempre luce estupenda haga lo que haga.

Normalmente los martes, se pasa por el edificio, y hace sus remiendos sobretodo en el jardín, no sin antes, ponerse su camisa de cuadros y sus botas de agua. En un rato lo pone en orden, no necesita mucho, lo tiene muy por la mano.

Un día hablando, me preguntó porque estaba en esta ciudad, le contesté entre otras cosas que me gustaba mucho. A los pocos días me la encontré con su coche, y para mi sorpresa, lucía un toro pegado en la parte trasera. Yo también le pregunte, y también me respondió que le gustaba mucho España, y que iba a menudo de vacaciones, ahora entiendo las pocas palabras que chapurrea.

Hay que ver como somos, que siempre queremos y nos gusta lo que no tenemos, definitivamente, es una cosa innata a la especie humana.



 





Look del 23:

Boots:
Buffalo
Parka: Gwynedds
Sweater: by Second Female
Trousers: Zara
Scarf: Lola Casademunt
Bag: Liebeskind



Bloglovin:


Follow La Vie Quotidienne

22 nov. 2011

Espacio Vital

A menudo necesito mi espacio vital, no es mucho, sólo unos cuantos centímetros, pero necesarios para que pueda tener el aire necesario para respirar.
No entiendo porque hay gente que se empeña en pasar pegado a ti, y quedarse clavado  espalda contra espalda, como si fuéramos a batirnos en duelo, y calentándomela como si me hubiera puesto sobre mis hombros una manta de lana melina.


Por no hablar de los que bostezan en ayunas a primera hora de la mañana o quien se pega tanto que parece que vaya a susurrarte al oído al mismo tiempo que te sopla en la oreja.
Y que me decís de las señoras que parecen que te siguen cuando entras en una tienda, que parecen omnipresentes, salidas de la nada? Eso si, habiendo dado miles de golpes cada vez que pasan, cual elefante en una cacharrería.
En esos momentos, llamadme rara, pero necesito mi espacio vital, a menudo tengo que concentrarme y pensar en otras cosas  para olvidarme en el hormiguero en que me he me metido. Porque si realmente me dejara llevar por mi cabeza, empezaría a dar vueltas con los brazos extendidos para hacerme un sitio. 

 
Creo que estoy empezando a superar esta especie de síndrome, porque aquí a menudo vas por la calle y al mínimo despiste, se te ha cruzado la típica señora que va mirando las musarañas, que como no pares, directamente te la meriendas, porque no llevo el paso suficientemente rápido para ellos, pero tampoco tan lento como para que me adelanten, así que habitualmente con facilidad, llevo una sombra de metro ochenta tras de mi. Pero después de unos cuantos meses, ya me he acostumbrado, y creo que podré superar también el momento metro. 


Piano piano.

Os dejo con mi último complemento bolsil, es tan extraordinariamente suave, que me encanta!




 

Bloglovin:

Follow La Vie Quotidienne

21 nov. 2011

El Croissant Imperfecto

Hace unos años visité la fábrica de un amigo, en la que, entre otras cosas, se hacían los exquisitos croissants que cada mañana lucen crujientes y tiernos en nuestras cafeterías.
Entre otras muchas anécdotas me contó que habitualmente tienen imperfecciones en las patas, que parece ser que precisamente esos, los más feotes son los que se venden antes.
Si vemos el producto perfecto parece ser que, inconscientemente en décimas de segundo, lo asociamos a producto más industrializado, en ese sentido a bollería industrial, de la que siempre hemos oído hablar por sus características poco saludables.
En cambio un croissant con alguna imperfección, en seguida lo vemos y lo queremos.
Este fin de semana he visto un reportaje, y hacían referencia a lo mismo, luego nuestro cerebro nos juega las mismas buenas y malas pasadas aquí o allí.
Intento trasladar esto a mi vida cotidiana, y si, la teoría del croissant imperfecto también se cumple, a pesar de que con ella nos compliquemos demasiado.
Tengo mis dudas de que exista la total perfección, creo que sería demasiado aburrido, me van las emociones fuertes, pero de lo que si estoy casi segura es que muchas veces, la mayoría diría yo, la imperfección hace la perfección.







Perdonar la calidad de las fotos, esta imperfección no las hace perfectas. =)

Look del 21:

Boots:
Dafna
Jacket: Comptoir des Cotonniers
Jeans:
Nolita
Scarf: Local Shop Barcelona
Bag: Burberry



Bloglovin:

Follow La Vie Quotidienne

19 nov. 2011

Nuevos Aires

Ultimamente, desde hace unas semanas, no se si os pasa a vosotras pero percibo un decaimiento general nada positivo.
He leído muchos estoy cansada, indignada, me la han pegado, no estoy en mi mejor época... Probablemente tampoco sea mi mejor momento, después de los últimos acontecimientos, que tampoco os voy a engañar, por mucho que intente sobreponerme, en muchos momentos me viene a la mente todo lo ocurrido, haciendo que un día maravilloso se convierta en una auténtica castástrofe. 
Así que, desde aquí yo me comprometo a que el tiempo corra más rápido para que pueda olvidar todo lo ocurrido y volver a empezar de nuevo, porque se que si yo estoy mal, eso se percibe en cada uno de los post, y bastante tiene cada uno con lo suyo.
La vida son dos días, y no vale la pena estar uno de ellos mal, encima por personas o cosas que no valen la pena, ni si quiera que estén en nuestros pensamientos.
A parte, que mejor excusa para darse algún capricho!!

Besos muniqueses.



Bloglovin:


Follow La Vie Quotidienne

18 nov. 2011

FullTime & Liebeskind Bag

Por fin llegó el día que parece ser que mucha gente esperaba. Desde las ocho de la mañana colas, parece ser que controladas por pulseritas como si de un todo incluido se tratase, y gente que baja y sube la calle principal con las bolsas también coloridas, y facilmente identificables. Hasta las doce mínimo estaba cerrado el paso al público para la exclusiva colección, y para cuando se abrió creo que había quedado lo incomprable. Ni si quiera miré precios, tampoco me gustaba nada, pero creo que fui a curiosear si realmente todo iba a ser tan llamativo, y vaya si lo era.
Una sola prenda de las que vi, tenía un pase, y era de un solo color y liso.
Un no parar en todo el día, ayer el Zara situado dos tiendas más allá estaba más vacío que de costumbre.

 
Esta mañana veía a la gente nerviosa, rozando el histerismo por entrar a comprarse los modelitos, supongo que para estas navidades. Quizás no ayuda tampoco la poca variedad de ropa, y quizás de tallas, no lo se, o el tiempo limitado para hacer las compras, a mi modo de ver, de forma casi compulsiva.
En el periódico también hacían referencia al evento en las tiendas de la ciudad condal, y a juzgar por la foto, aquello era algo así a entra, coge y arrasa con lo que puedas en sólo diez minutos. Ni en las rebajas del Corte Inglés!
No tengo ni idea por donde rondaban los precios pero esta tarde, las chicas seguían dándolo todo, seguía la cola más larga de lo normal, y tres de cuatro personas llevaban tres perchas mínimo con el nombre de la firma, y alguna que otra caja, creo que de pulseras y cinturones. 

 
En fin, no puedo decir que me haya decepcionado porque realmente no esperaba nada, pero si que me parece que ha sido un poco escasa a comparación de otras colecciones de este estilo. Y ahora, vamos a tener colección hasta fin de existencias o hasta cuando?


Por cierto os presento a mi Liebeskind.









Look del 18:

Boots: Buffalo
Skirt: Maje
Jacket: H&M
Shirt: Massimo Dutti
Scarf: Burberry
Bag: Liebeskind

mytheresa.com