11 sept. 2011

Be inspired

Después de unos meses en el extranjero, quería aprovechar la etiqueta de "guiri" para ir de museos en mi propia ciudad.

Un día diferente, un paseo por el Borne barcelonés, me recuerda que ese día también soy un visitante más.
El barrio es especial, las calles adoquinadas me transportan sin querer a épocas pasadas, y por las estrechas callejuelas se respira un aire diferente.
Es curioso ver los balcones de los viejos edificios, son una caja de sorpresas, y dan a las calles un colorido especial.

Después de reponer fuerzas con unos riquisimos xiu mai, con su acompañamiento picantón para alegrar un poco el día, proseguí la marcha. 


Y llegué a los palacios de la calle Montcada, boquiabierta me quedé al ver todo lo que había allí, no sin antes intentar entender porque no lo había hecho mucho antes.

Y cual fue mi sorpresa que encontré una interesante exposición itinerante de Pablo Picasso, "devorar paris", un recorrido por algunas de sus obras más destacadas, en las que reflejó sus experiencias vitales, y todos aquellos a los que algún día admiró, de los que supo escoger lo mejor para luego hacerlo suyo y plasmarlo tal cual lo entendió.

Salí del museo con ganas de más, y eso es buena señal.

Propongo desde aquí, una pequeña, o gran según se requiera, dosis de arte contra el "nosequehacer", es infalible, y he podido comprobar que sube el ánimo, te renueva.


Ingerir como siempre, con moderación.

1 comentario:

  1. Hola preciosa muy buenos días y feliz semana.
    Quer recuerdos yo lo he visitado y me enamoró. un fantástico post reina.
    http://mary1975.blogs.elle.es/

    ResponderEliminar

mytheresa.com